Tras arder 316.000 hectáreas, la lluvia apaga los incendios de Portugal

Compartir

 

  • El último balance oficial cifra los muertos en 37 y hay una persona desaparecida.

La caldera que era Portugal desde la noche del sábado acabó tan abruptamente como empezó. La lluvia caída en la noche del lunes apagó las decenas de incendios que aún seguían en activo en el centro y en el norte del país. El balance es trágico. Según el último conteo de Protección Civil, son 37 los muertos y 71 los heridos, 15 de ellos graves. La temporada de incendios que afectó el país a lo largo de 2017 deja de momento 101 personas muertas y 316.000 hectáreas de bosque calcinadas. Lo nunca visto ni oído.

Protección Civil ha informado que ya son 152 personas las detenidas por provocar fuegos, 30 más que el año pasado. Solo el domingo, 60 personas fueron denunciadas en Braga por realizar diferentes labores con fuego, como quema de rastrojos o el lanzamiento de cohetes.

Según el sistema de medición de la Comisión Europea, este año han ardido en Portugal 316.100 hectáreas de floresta; las llamas destruyeron 54.000 hectáreas solo este pasado domingo, el peor día del año en cuanto a incendios, el doble de hectáreas que en el trágico incendio de junio en Pedrógão Grande, donde murieron 64 personas.

Las imágenes por satélite del sistema europeo EFFIS indican que en Leiria, la zona más próxima a Lisboa, ardieron entre el domingo y el lunes 11.394 hectáreas; más al norte, en Penacova y Arganil, el área destruida fue de 16.000 hectáreas.

El Gobierno ha decretado tres días de luto y para el sábado ha programado un Consejo de Ministros extraordinario dedicado exclusivamente a la política forestal. La semana pasada se hizo pública la investigación de una comisión independiente sobre los sucedido en junio en el incendio de Pedrógão Grande. Sus conclusiones van a ser ser adoptadas inmediatamente por el Gobierno, según anunció anoche el primer ministro António Costa.

A través de Facebook, la población civil está convocando manifestaciones de protesta en varias ciudades del país. La participación en estas concentraciones surgidas improvisadamente va a medir la popularidad del Gobierno y la fuerza de la oposición.

(EL PAÍS)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
error: El contenido de esta página esta protegida!